Reseña Histórica

HISTORIA DE LA AVIACIÓN DEL EJÉRCITO

La Aviación del Ejército tiene muchas páginas de gloria escritas con el sacrificio de sus valientes integrantes, creció junto con la historia del Perú, encontrándose presente y solidaria en los más importantes acontecimientos nacionales.

El primer antecedente de la aviación en el Ejército del Perú lo encontramos a mediados de la primera década del siglo pasado, exactamente el 02 de diciembre del año 1915, cuando se registró la primera misión militar aérea en el Perú a cargo del Capitán del Ejército Juan O´Connor, quien, a bordo de su aeronave Bleriot, salió de Conchán realizando tres vuelos sobre San Juan y Cerro Santa Teresa, de 10, 30 y 45 minutos; y 60, 100 y 150 metros de altura, cada uno respectivamente; para desarrollar el trabajo de observación aérea de maniobras militares que por esa época realizaba el Ejército.

Una década después, en el año 1924, con fecha 12 de febrero se autoriza la creación y reglamentación del Arma de Aviación del Ejército y se cambia el nombre de Servicio de Aviación Militar por el de Servicio Aeronáutico del Ejército, reglamentándose más adelante, el 15 de abril, el Arma de Aviación del Ejército.

El componente humano ha sido desde siempre un importante pilar institucional, por ello en el año 1960, el Comando del Ejército firmó un convenio de cooperación con el Instituto Lingüístico de Verano para el mantenimiento, operación y entrenamiento del personal, formándose el Grupo Aéreo de enlace del Ejército.

Con el transcurso de los años y el avance de la tecnología, en nuestro país, la necesidad de adaptarse a los cambios hizo imperioso que el Ejército se adecuara a los adelantos tecnológicos de la época para estar a la vanguardia. En el año 1970 se realizan estudios técnicos que determinaron la necesidad de que el Ejército tenga su propia aviación. Se concluyó que la aviación ligera, basada en helicópteros, era la que mejor se adaptaba a las necesidades de un ejército moderno.

Los helicópteros fueron incorporados como un arma propia de las fuerzas terrestres y para el cumplimiento de múltiples misiones de transporte rápido de fuegos potentes, de transporte de personal, de reconocimiento de enlace, de evacuación, salvando fácilmente toda clase de obstáculos y en general realizando toda clase de operaciones aeromóviles. En el año 1972 el Comando del Ejército dispuso que se realice el primer concurso de selección para la especialidad aeronáutica. Al año siguiente, con fecha 27 de marzo se expide el Decreto Supremo N° DS 009 – 73/GU, estableciendo oficialmente el Grupo de Aviación Ligera del Ejército (GALE), siendo primer jefe de esta entidad el coronel José Vásquez Pancorvo. Inicialmente estuvo dotado de helicópteros Alouette II y MI-8. Se alquiló un lote de terreno en el área norte del aeropuerto internacional Jorge Chávez, en el distrito del Callao, para que funcionaran sus instalaciones. Un antecedente histórico importante para la aviación en el Ejército se registra en el mes de octubre del año 1974, cuando se graduó la primera promoción de pilotos de helicópteros del ejército. Más adelante, en el año 1977, con fecha 10 de junio se firmó el DS 009 – 77 por el cual se modificó la denominación de Grupo de Aviación Ligera del Ejército (GALE) por el de Aviación del Ejército (AE), siendo el primer jefe de esta entidad el General José Balta Vivanco.

La Aviación del Ejército presente en la pacificación y el desarrollo nacional

El Perú es un país que ha vivido episodios difíciles en los que se ha puesto a prueba la templanza de toda la nación, sucesos en los que la Aviación el Ejército ha brindado un decidido apoyo poniendo al servicio del país su equipamiento y el profesionalismo de su personal, quienes han entregado sus mayores esfuerzos anteponiendo los intereses de la patria frente a sus propias vidas en el cumplimiento de la misión.

Uno de esos episodios se dio durante las operaciones en la Cordillera del Cóndor en el año 1981. Casi a finales del mes de enero, tras una misión de reconocimiento aéreo en la zona de frontera con el Ecuador para descartar la incursión de tropas ecuatorianas, se detectó la presencia de invasores en los puestos de vigilancia de frontera. Inmediatamente se dispuso la ejecución de un plan para recuperar las zonas invadidas, constituyéndose en una operación de asalto helitransportado para expulsar a las tropas enemigas que habían violado territorio peruano.

Esta fue la primera operación helitransportada de América del Sur (transporte y apoyo a las fuerzas terrestres en los combates librados en la Cordillera del Cóndor sector Falso Paquisha). En los siguientes días del mes de febrero, se desarrollaron diferentes acciones de armas para la recuperación de los demás puestos de vigilancia tomados por el enemigo, precisamente en una de estas acciones, realizada el 20 de febrero, el helicóptero del Ejército EP- 576 fue alcanzado por disparos, uno de ellos acabó con la vida del copiloto Teniente del Ejército Julio Ponce Antúnez de Mayolo.

Durante el conflicto del Cenepa, en los meses de enero y febrero del año 1995 la Aviación del Ejército proporcionó apoyo de fuegos a las fuerzas terrestres y transporte de personal, material, equipos, víveres, munición, etc. En esta acción bélica, el Batallón de Reconocimiento y Ataque “Coronel Javier Da Cruz Del Águila” Nº 811, tuvo una decidida participación, realizando operaciones de evacuación y transporte.

En el episodio del Alto Cenepa, la tripulación del helicóptero MI 8T – EP 587, conformada por el Mayor del Ejército Luis Alberto García Rojas, piloto comandante de aeronave; el Capitán del Ejército Augusto Javier Gutiérrez Mendoza, copiloto; el Técnico 2da Victoriano Castillo Velarde, armamentista; el Técnico 3ra Rubén de la Cruz Huarcaya, ingeniero de vuelo y el Suboficial 1ra Gustavo Begaso Gonzáles, operador de radio; que comandaba la escuadrilla de helicópteros MI 8T del Ejército y MI 25 de la Fuerza Aérea del Perú, es alcanzado por un misil antiaéreo ecuatoriano, convirtiéndolos en héroes de la Aviación del Ejército.

En la lucha contrasubversiva

Los conflictos internos librados principalmente en el interior del país a causa del accionar de los grupos subversivos, tuvieron un violento periodo durante casi dos décadas, tiempo en el cual las Fuerzas Armadas fueron protagonistas junto a la Policía Nacional para acabar con ese flagelo que amenazaba el orden interno.  En esa época las aeronaves de la Aviación del Ejército se trasladaban a las zonas convulsionadas por el terrorismo para llevar patrullas, armas, municiones, incluso para evacuar comunidades en situación de vulnerabilidad situadas en el centro del enfrentamiento.

Entre los años 1990 – 1995, en la zona del Alto Huallaga y en la Sierra Central se movilizaron los helicópteros Agusta A–109K, también se apoyó con los helicópteros MI – 2T a la Sexta Brigada de Selva y Satipo; en el año 1992, soldados del Ejército, en sucesivas incursiones con apoyo de la Aviación del Ejército, lograron liberar a hombres, mujeres y niños del pueblo Asháninca quienes fueron esclavizados por los terroristas en la zona de Satipo.

La Aviación del Ejército mantiene activas las operaciones, desde el año 1990, contra los narcoterroristas en la zona del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), en coordinación con el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas; particularmente con el apoyo indispensable y valeroso de las tripulaciones y helicópteros.

Como resultado de estas operaciones los helicópteros reciben impactos de balas hiriendo a sus tripulaciones, en uno de estos ataques fallecieron el piloto comandante de aeronave, Teniente Coronel EP Esnaider Vásquez Silva y el Capitán EP Jenner Vidarte Campos, jefe de la patrulla del Ejército. Ellos murieron por disparos de francotiradores de Sendero Luminoso contra un helicóptero del Ejército que recogía a una patrulla. Pese a esta difícil situación, en una acción heroica, el copiloto del helicóptero logró despegar y se desplazó protegiendo su vida y la integridad de la aeronave hasta la base más cercana.

A pesar de las pérdidas, la Aviación del Ejército participa de forma permanente en la lucha contra el terrorismo en el VRAEM, nada hace mella en la moral de su personal que constantemente contribuye a importantes hazañas contrasubversivas. Una de ellas fue la Operación Perú, importante acción para terminar con el flagelo del terrorismo, en la que tuvo presencia la Aviación del Ejército participando directamente con sus aviones, helicópteros y sus respectivas tripulaciones, logrando la captura del cabecilla delincuente narcoterrorista camarada Artemio a principios del año 2012.

Solidaria frente a los fenómenos naturales

Nuestro país es diverso en geografía y está ubicado en una región de América del Sur que lo hace sensible a los desastres ocasionados por fenómenos naturales. En los momentos en que la población ha necesitado más ayuda, la Aviación del Ejército se ha puesto de pie para apoyar con sus aeronaves y personal, asistiendo a los damnificados.

En los años que el fenómeno El Niño causó grandes estragos en el norte del país, las acciones fueron rápidas y salvaron muchas vidas. En el año 1983, el Ejército ocupo las zonas declaradas en emergencia, se establecieron cerca de sesenta bases que estaban comunicadas mediante el apoyo operativo y administrativo de la Aviación del Ejército.

Las aeronaves de la Aviación del Ejército también llevan ayuda y esperanza a los países hermanos, el 24 de febrero del año 2014, se brindó apoyo con helicópteros de la Aviación del Ejército del Perú en las labores de rescate y traslado de ayuda humanitaria a las zonas afectadas por las inundaciones ocasionada por las intensas lluvias en la nación hermana de Bolivia.

La Aviación del Ejército está presta a ayudar también a las poblaciones vulnerables, por ello sus aeronaves y personal realizan acciones para asistir a las personas que no pueden ser trasladadas con oportunidad para recibir asistencia en situaciones adversas, ya sea por enfermedades graves, epidemias, casos médicos de cuidado, emergencias hospitalarias, accidentes, evacuaciones de urgencia, entre otros.

La Aviación del Ejército en el siglo XXI

En un país en vías de progreso, el papel de las Fuerzas Armadas es primordial. Institucionalmente la Aviación del Ejército se ha adaptado a los cambios dispuestos por el Comando del Ejército en lo que respecta a las reformas organizacionales; las acciones desarrolladas en favor de la defensa y desarrollo nacional, colocan a la Aviación del Ejército como un importante componente del Ejército del Perú, por ello, el Comando de la institución ha adoptado las siguientes acciones en cuanto a la dependencia y denominación de la Aviación del Ejército:

Año 2003, dentro de la estrategia de crecimiento y modernización del Ejército, con Decreto Supremo Nº 027 DE/EP del 18 de diciembre del 2002 se dispone desactivar con fecha 31 de diciembre del 2002 la Aviación del Ejército, asimismo en el artículo 5 se dispone activar la 1ra Brigada de Aviación del Ejército, con fecha 1 de enero del año 2003.

Año 2010, con fecha 19 de julio la Comandancia General del Ejército a través de la Dirección de Planeamiento, emite la Resolución Nº 471/CGE/DIPLAN, donde aprueba los nombres de las Grandes Unidades (GGUU), Unidades (UU) y Pequeñas Unidades (PPUU) del Ejército del Perú, entre ellas a la 1ra Brigada de Aviación del Ejército, sus UU y PPUU orgánicas:

 

-Aviación del Ejército “Capitán Julio Ponce Antúnez de Mayolo”

-Batallón de reconocimiento y ataque “Coronel Javier Da Cruz del Águila” N° 811

-Batallón de asalto y transporte “Mayor Luis García Rojas” N° 811

-Batallón de asalto y transporte “Teniente Coronel Gustavo Escudero Otero” N° 821

-Batallón de aviones “Capitán Juan O’ Connor Guevara” N° 811

-Batallón de servicios “Capitán Augusto Gutiérrez Mendoza” N° 800

-Compañía comando “Capitán José Soto Merino” N° 800

-Compañía comunicaciones “Suboficial 1 Rubén de la Cruz Huarcaya” N° 800

-Compañía policía militar “Técnico 3 José Castillo Velarde” N° 800

Año 2012, a fines de este año se aprobó el Decreto Legislativo Nº 37 Ley del Ejército del Perú, cuyo dispositivo legal establece como Órgano de Línea del Ejército a la Aviación del Ejército, pasando a depender directamente de la Comandancia General del Ejército, por el rol fundamental que cumple actualmente la Aviación del Ejército en apoyo a la lucha contra el terrorismo y por su proyección en la defensa y desarrollo nacional, su nombre a partir de ese año se estableció como Aviación del Ejército.

Implementación fundamental

La Aviación del Ejército es la fuerza operativa que lleva, con cada una de sus misiones, un mensaje de fortaleza al militar en combate y de esperanza al poblador de las zonas más alejadas de la patria; sus pilotos y tripulantes son el ejército en el cielo del Perú, ellos son dignos herederos del Capitán Julio Ponce Antúnez de Mayolo y del Mayor Luis García Rojas, héroes caídos en defensa de la integridad territorial y pacificación nacional. El soporte material de la Aviación del Ejército lo constituyen sus aeronaves, por ello se tomaron importantes decisiones para implementar con modernos aviones y helicópteros, así como equipos para optimizar el cumplimiento del deber. Con estas adquisiciones se logró complementar la flota de aeronaves con la que hasta hoy se contaba.

La Aviación del Ejército, se mantiene permanente en operaciones las 24 horas del día, los 365 días del año, incansablemente, haciéndose presente en el momento preciso y oportuno con el profesionalismo de sus tripulaciones y personal de mantenimiento aeronáutico quienes destacan por su alta capacitación en tecnología aeronáutica acorde con los últimos adelantos: quienes cuentan con un entrenamiento permanente en la Escuela de Aviación del Ejército, en el Centro de Mantenimiento Aeronáutico del Ejército (CEMAE), así como en el extranjero.

En la actualidad la Aviación del Ejército viene trabajando con el mismo ímpetu de siempre y más aún con el firme propósito de cumplir con la misión asignada, como lo ha demostrado a través de la historia, en las acciones por la pacificación, seguridad y desarrollo nacional. La Aviación del Ejército, dueña de un rico historial, ratifica a plenitud su presencia en todo el país, llevando ayuda y un mensaje de integración y solidaridad a cada uno de los peruanos que habitan en los lugares más alejados de nuestra amada patria.

Desde su creación hasta la fecha, la Gran Unidad ha ocupado las siguientes instalaciones:

 

  1. Desde Mar 73 hasta Feb 75, funcionó en el Cuartel General del Ejército, ubicada en la Av. Arequipa, ahora  CCFFAA en el distrito de Lince.
  2. Desde Feb 75 hasta Ago 75 en el entonces Servicio Aéreo Naval (SAN) de la Marina de Guerra del Perú, hoy Fuerza de Aviación Naval (FAN) en el Callao.
  3. A partir del 01 Set 75, la Gran Unidad se traslada a las Instalaciones que actualmente ocupa; es decir, en la Rampa Norte del Aeropuerto Internacional “JORGE CHAVEZ” en el Callao.
  4. Desde el año 1982 se construyeron en Urakuza instalaciones adecuadas para el mantenimiento de aeronaves de la AE,  las que se utilizaron durante las operaciones del Alto Cenepa en el año 1995, y viene funcionando regularmente en la actualidad a cargo del Centro de Mantenimiento Aeronáutico de la AE.
  5. En el Año 1988, la Escuela de Aviación del Ejército se traslada a la ciudad de Moquegua retornando al año siguiente.
  6. En el Año 1996, La Escuela de Aviación del Ejército se traslada a la ciudad de Chancay para completar la fase de instrucción de vuelos retornando a Lima el año 1997.
  7. La Escuela de Aviación por necesidad de contar con un lugar apropiado libre de tráfico aéreo retorna a la ciudad de Moquegua en el año de 1999 hasta la actualidad.
  8. La Aviación del Ejército desde el año 1,999 viene ocupando las nuevas instalaciones en Chorrillos en la cual se encuentran las siguientes Unidades:
  • Batallón de Reconocimiento y Ataque Nº 811
  • Batallón de Asalto y Transporte Nº 821
  • Compañía Policía Militar. Nº 800
  • Inspectoría de la Aviación del Ejercito

Permanencia actual de la AE: CALLAO-RAMPA NORTE DEL AEROPUERTO INTERNACIONAL “JORGE CHAVEZ”. El día 23 de Febrero del 2009, se firmó el contrato de COMODATO entre CORPAC S.A (Corporación Peruana de Aeropuertos y Aviación Comercial) debidamente representada por su Gerente General, el señor LUIS FELIPE VALLEJOS LEIGH y el Ministerio de Defensa debidamente representada por el Comandante General de la 1ra Brigada de Aviación del Ejército del Perú RONALD EMILIO HURTADO JIMENEZ. Dicho evento se realizó en la sala de acuerdos presidida por el Vice Ministro del Ministerio de Transportes y Comunicaciones el Doctor José Nicanor Gonzales Quijano acompañado del señor Jaime Luis Gonzales Dalí Arbulú, Gerente General de LAP.   Por medio del presente contrato CORPAC SA. Entrega al Ministerio de Defensa por un plazo de diez (10) años, el terreno de un área de 68,321.18m2, en la Zona Norte del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, donde está Ubicada actualmente la Aviación del Ejército.