Reseña Histórica

Escuela Superior de Guerra del Ejército - Escuela de Postgrado

Misión:

Capacitar y perfeccionar oficiales en Ciencias Militares, desarrollando competencias que les permita garantizar la Defensa Nacional y participar en el desarrollo económico, social, control del orden interno y acciones de defensa civil en beneficio de los intereses de la Institución.

Creación:

La Escuela Superior de Guerra se crea el 29 de marzo de 1904, durante el gobierno del Presidente de la República Manuel Candamo Iriarte, destinándose a la formación de oficiales de estado mayor.

Con fecha 05 de noviembre de 1948, se dispone la reconstrucción del antiguo local ocupado por la Escuela Militar, afectado por el terremoto de 1940. Concluida la obra el Presidente Manuel Apolinario Odría, inaugura el local donde funciona actualmente la Escuela Superior de Guerra del Ejército.

 La Asamblea Nacional de Rectores (ANR), el año 2012 autoriza la creación y funcionamiento de la Maestría en Ciencias Militares con mención en Planeamiento Estratégico y Toma de Decisiones; el  2013 la ANR otorga a la Escuela Superior de Guerra del Ejército el funcionamiento como Escuela de Postgrado.

Reconocimiento público del Estado: Reacreditación del Programa Maestría en Ciencias Militares.

Un hito importante para nuestra Alma Mater, es haber logrado la reacreditación de su Programa Maestría en Ciencias Militares, ante el Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (Sineace); reconocimiento histórico al ser la primera institución educativa a nivel de las Fuerzas Armadas del País en renovar su acreditación  a la calidad educativa con el nuevo modelo del Sineace. 

Patrimonio:

Ha sido declarado Patrimonio Monumental de la Nación, por el entonces  Instituto Nacional de Cultura, con Resolución Jefatural N° 868-89-DGPG/INC, que declara monumento histórico a la Escuela Superior de Guerra del Ejército – Escuela de Postgrado (local de la antigua Escuela Militar de Chorrillos), dejando como herencia a las futuras generaciones este patrimonio cultural, del cual se busca preservar su autenticidad arquitectónica, que guarda en ella toda la riqueza histórica desde su original construcción, pasando por los procesos de restauración y construcción de nuevos ambientes luego del terremoto de 1940 que dañó parte de su infraestructura, hasta el legado cultural que hoy representa.